El impulso gastronómico

La gastronomía almeriense vive un momento de esplendor. El pasado mes de julio Almería se convertía en la primera ciudad andaluza en tener una Ruta de la Tapa de Interés Turístico. El sector de la hostelería ve cómo cada vez más turistas se sientan a las mesas de sus bares y restaurantes para degustar la variada oferta de tapas y platos. Incluso un clásico como el Puga entra en la lista de TripAdvisor de los mejores bares del país para ir de tapas. La elección, este mes de octubre, de Almería como Capital Española de la Gastronomía será, si se consigue, el broche de oro que ponga a la ciudad y la provincia en el mapa de las rutas gastronómicas y dé el impulso definitivo a un segmento que tiene mucho que aportar para conseguir, entre otros objetivos, la deseada desestacionalización del turismo en Almería. Sigue leyendo “El impulso gastronómico”

“En la cocina guiso como si fuera para mí. Como disfrutas haciéndolo, te sale bien”

Francisca Pérez y Mariano López, propietarios del restaurante La Encina, en Almería. Foto de Miguel Blanco

Mariano López y Francisca Pérez aman la cocina y han hecho mucho por la oferta gastronómica en la provincia de Almería. Su restaurante, La Encina, es un referente de calidad de cocina tradicional y de magníficas carnes. Ni en la crisis bajaron la calidad, su máxima, y resistieron. Ahora miran atrás y repasan su trayectoria desde la tranquilidad.  Sigue leyendo ““En la cocina guiso como si fuera para mí. Como disfrutas haciéndolo, te sale bien””

Nicolás Martínez: “La Gruta comenzó con una garrafa de vino, un queso y un jamón”

Nicolás Martínez, dueño del restaurante La Gruta. Foto de Miguel Blanco

Desde hace ya cuarenta años, La Gruta es uno de los restaurantes de Almería a los que, quienes van, repiten. Cuatro décadas sirviendo productos de calidad, elaborados con sencillez y todo el cuidado para potenciar sus cualidades y “trabajando mucho, todos los días, con mucho esfuerzo y sacrificio”. Ese es el secreto para mantenerse en primera línea de la gastronomía almeriense, según cuenta Nicolás Martínez, dueño del restaurante, que abrió sus puertas por primera vez el 29 de junio de 1977, cuando la carretera del Cañarete era la única vía para desplazarse a un Poniente que aun no era ‘mar de plástico’ y la provincia, como el resto del país, comenzaba a sentar las bases para su modernización tras décadas de sombra y decadencia.  Sigue leyendo “Nicolás Martínez: “La Gruta comenzó con una garrafa de vino, un queso y un jamón””