La mejor playa

Sobre la Playa de Los Muertos. Foto de Miguel Blanco

Han descubierto un lugar recóndito, una pequeña hendidura del mar entre los cerros en la que creen estar a salvo del mundo sin sospechar que podemos verlos. Desde su refugio, contemplan el ejército de olas que van derramándose sobre la orilla. Cuando se cansan, cuentan agujeros en las rocas, pequeñas plantas, aves que revolotean, gaviotas al acecho. De vez en cuando comen, duermen, se miran, se arañan la piel con la arena. Se cuentan historias que van improvisando según les inspira la luz del momento.  Sigue leyendo “La mejor playa”

Camino de rendición

Camino de rendición, foto de Ant Jackson

Te llamas Lucía y estuviste a punto de no nacer. Tu madre y yo estuvimos dándole muchas vueltas pero al final prevaleció la ilusión que nos hacía tenerte sobre la inconveniencia de acabar ofreciendo una nueva pieza al engranaje. Espero que nos hayas perdonado. Espero que hayas logrado mantenerte a salvo, alejada de ellos, agazapada, camuflada en la masa. Nosotros intentamos hacer lo posible por conseguirlo, por darte las herramientas y conocimientos necesarios para evitar caer bajo sus garras. Nos jugamos la vida. Y, al final, acabamos perdiendo la apuesta.  Sigue leyendo “Camino de rendición”

El secreto de los gatos

Lula, el secreto de los gatos. Foto de MA Blanco

Hace unos días, llego a casa y me pongo a ordenar revistas, papeles, asuntos pendientes. Un par de minutos después, comienzo a escuchar un maullido en la lejanía. Algún gato callejero, pienso. Sigo con lo mío. Al rato, los maullidos se hacen cada vez más sonoros. No está en la calle, el gato. Suena dentro del edificio, más bien. Entonces caigo en la cuenta. ¿Están los gatos en casa?

Miro por todas las habitaciones, en los escondites habituales. Jack duerme, tranquilo, encima de la cama del cuarto de invitados. Pero Lula no aparece por ningún lado. Los maullidos, de escándalo ya, no cesan. Salgo al descansillo. Mi vecina sale del ascensor. Miro por el hueco de la escalera, primero hacia arriba y luego abajo. Allí está.  Sigue leyendo “El secreto de los gatos”

Entrevista exclusiva

Han pasado unas cuantas décadas desde la última vez que coincidí con Papá Pitufo. Ya entonces era todo un personaje. Nunca se callaba nada, dejaba que su opinión sobre cualquier asunto, desde la decoración de las setas-viviendas hasta la calidad de los trabajos realizados por sus pitufos, arrasase si hacía falta el ambiente como un tsunami verbal que a todos dejaba fuera de sitio y, durante un tiempo, devastados. Pero era simpático en los momentos de calma. Siempre cercano en el trato.

Hace poco, mis contactos me propusieron que hablase con él. “Está cada día más cascarrabias con lo que ve por la tele”, me decían. “No se calla una”. Picado por la curiosidad, decidí quedar con él en el lugar donde solíamos hacerlo en los viejos tiempos. Desde luego, visto lo que me contó en esta entrevista exclusiva, la empresa creo que mereció la pena.  Sigue leyendo “Entrevista exclusiva”