Jornadas de empleo en la Facultad de Psicología. Foto de Miguel Blanco / Foco Sur

El reto de encontrar trabajo al terminar de estudiar

Facilitar el proceso de encontrar su primer empleo a los estudiantes de los Grados de Psicología y Trabajo Social ha sido el objetivo de unas jornadas organizadas por la Facultad de Psicología. Los alumnos pudieron beneficiarse de la experiencia directa de antiguos alumnos que explicaron cómo han evolucionado sus trayectorias profesionales, con casos de emprendimiento de éxito. Y también, contaron con asesoriamiento sobre los pasos a seguir para cuando den el salto de la vida de estudiante a la vida laboral.

Las Jornadas de Empleo y Salidas Profesionales de la Facultad de Psicología se prolongaron a lo largo de dos días. Arrancaron con una presentación de la decana, Encarna Carmona, seguida de un taller sobre búsqueda de empleo y entrevistas de trabajo: ‘El océano azul en Psicología y Trabajo Social’. En él, Óscar Palomino, gerente del grupo Innova Humana, y Yared Gómez, técnico en Proyectos y Recursos Humanos en la misma empresa, ofrecieron una serie de consejos de cara a esta primera fase de la entrada en la vida laboral.

Entre estos, advirtieron a los alumnos participantes de las posibilidades que hay en sectores no habituales para estas titulaciones, en empresas ligadas a la innovación, porque de primeras el recién graduado no imagina que ahí existe un ‘caladero’ de empleo, de ahí la referencia a los ‘océanos azules’ donde ‘pescar’ oportunidades de trabajo.

Ya por la tarde, tuvo lugar una charla-coloquio con dos emprendedoras de éxito salidas de la Universidad de Almería: Ángela Montoya, trabajadora social y directora del Gabinete Social, Psicológico y Jurídico MG; y Tamara Sánchez, psicológica y directora del centro de día Terapias Neuromar, que contaron su experiencia laboral previa a emprender y ofrecieron consejos a los alumnos que estén pensando en poner en marcha sus ideas de negocio.

Formación, experiencia y pasión

Así, Tamara Sánchez explicó cómo su experiencia laboral acabó decantando la decisión de emprender en un ámbito que no era el que ella tenía en mente cuando terminó de estudiar. Cuando se licenció en 2011, se formó en Atención Temprana y comenzó a trabajar en una asociación de autismo de Almería. Luego pasó a hacer prácticas en una asociación de enfermos de Alzhéimer y pasó  de querer dedicarse a los más pequeños, a centrarse en los mayores. Así, acabó poniendo en marcha un centro de día para mayores con demencias, Terapias Neuromar, en Roquetas de Mar.

Por su experiencia, Sánchez aseguró a los asistentes que para emprender “es necesario tener formación, experiencia y pasión”, en los tres casos en el ámbito en el que se pretenda poner en marcha el negocio. Asimismo, dictó los pasos previos a seguir: búsqueda de información, estudio de mercado y plan de negocio. En cada fase, recomendó “contar con expertos” en la materia. Y de ahí, se pasaría a la búsqueda de financiación y de un espacio físico para la empresa.

Ángela Montoya arrancó recomendando las prácticas en empresas y puso la suya como ejemplo: todos sus empleados actuales comenzaron realizando prácticas a través de la Universidad de Almería. Al igual que su compañera de coloquio, insistió en la necesidad de una buena formación y de “adquirir experiencia antes de emprender”. En su caso, detalló cómo, antes de emprender su aventura empresarial, había trabajado con menores en protección, inmigrantes, mayores y trastornos del espectro autista, entre otros. Y por su experiencia en política, como concejala y diputada provincial, también conoce el sector público.

La directora del Gabinete Social, Psicológico y Jurídico MG, también ubicado en Roquetas de Mar, animó a los estudiantes a esforzarse para cumplir sus objetivos, ya que “con ganas e ilusión se puede conseguir todo”. Y reivindicó el trabajo en equipo entre psicológos y trabajadores sociales.

Perfiles profesionales

La primera jornada finalizó con dos mesas redondas sobre perfiles profesionales, una enfocada a la Psicología y otra al Trabajo Social. En la primera participaron Beatriz Corpas, secretaria del Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental; Claudia Sogamoso, coordinadora de Psicología del Trabajo, las Organizaciones y RRHH del Colegio; Estefanía Valle, psicóloga del centro penitenciario de Almería; y Azahara Peña, del Centro de Migraciones de Cruz Roja. Y en la segunda, estuvieron Eva Machado, vicepresidenta del Colegio Oficial de Trabajo Social de Almería; Nuria Salvatierra, vocal del Colegio; Yasmina Rivas, responsable del programa de protección internacional de ACCEM; y Rocío Ortiz, investigadora postdoctoral.

En la mesa redonda de Psicología, Beatriz Corpas recordó todos los perfiles profesionales que existen en el ámbito de la psicología, como la psicología clínica, la psicología del deporte, la neuropsicología o la psicología educativa, entre otros. Claudia Sogamoso apuntó al perfil del psicólogo de crisis y emergencias como “un ámbito desconocido para el que se necesita mucha gente”.

Estefanía Valle explicó las labores del psicólogo de una prisión, que resumió como “una tarea de seguridad pública”. Y Azahara Peña relató sus funciones de asistencia psicológica en el programa de acogida de Cruz Roja.

En la mesa de Trabajo Social, Eva Machado explicó el proceso para preparar unas oposiciones y reivindicó el carácter remunerado del trabajo social, que muchos confunden con voluntarios que, por tanto, trabajan gratis. Nidia Salvatierra insistió en la necesidad de una formación continua y de estudiar, y aconsejó a los estudiantes colaborar con el Colegio, ya que “da un bagaje que de otra forma no se tiene”.

Yasmina Rivas relató su experiencia en ACCEM y los pasos que tuvo que dar hasta llegar a su puesto actual. En este sentido, explicó cómo desde adolescente había sido voluntaria, lo que le había facilitado contactos y abierto puertas una vez finalizados sus estudios, porque ya la conocían. Y Rocío Ortiz detalló las opciones que tienen quienes prefieran una carrera en investigación y docencia universitaria. Al final, intervino también María Romero, gerente del Colegio, quien recomendó a los estudiantes arriesgarse y apostar por aquello que de verdad les apasione para conseguir sus objetivos.

El segundo día, se celebró un taller de búsqueda de empleo, a cargo de Matías García, del Servicio Universitario de Empleo de la UAL, que, entre otros consejos, dio pistas para elaborar un currículum que pase la criba de las empresas.

Para finalizar las Jornadas de Empleo, se celebró una mesa redonda con los responsables de los másteres que ofrece la UAL que interesan a los graduados en Psicología o Trabajo Social: Psicología General Sanitaria, Investigación en Ciencias del Comportamiento, Migraciones, Mediación y Grupos Vulnerables, Prevención de Riesgos Laborales, Ciencias del Sistema Nervioso, Ciencias de la Sexología, Desarrollo y Co-desarrollo Social Sostenible y Comunicación Social. 

El camino para conseguir el objetivo laboral

“El consejo que les daría a los estudiantes es que elijan algo que de verdad les llame la atención y les guste, porque es lo que van a hacer el resto de sus vidas”, cuenta Beatriz Corpas, secretaria del Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental. Y para conseguirlo, añade, es necesario que “busquen el camino más adecuado para llegar al objetivo que se marquen”. Así, explica, “si su idea es trabajar dentro de la psicología de intervención social o dentro de la organización de recursos humanos o si se quieren enfocar hacia el ámbito clínico, hay diferentes campos en los sectores público y privado y tienen que tener claro cuál será el mejor para ellos”.

Asimismo, recomienda a los alumnos que no se dejen guiar por la moda y elijan “algo que les apasione”. Corpas asegura que “el cine ha hecho mucho daño, porque se destaca al psicólogo que trabaja en su consulta, de Psicología Clínica, pero hay otros ámbitos muy apasionantes y que también son de trato con las personas y que también se pueden enfocar con la perspectiva de montar algo privado”. En esta línea, apunta a la Psicología del Deporte, “una verdadera desconocida que tiene muchísimas posibilidades, en la que se puede trabajar y crecer muchísimo”. Y también a la Psicología en Intervención Social, otra “gran desconocida, donde hay mucho trabajo por hacer”.

Eva Machado, vicepresidente del Colegio Oficial de Trabajo Social en Almería, recomienda a los alumnos que “estudien mucho porque para muchas cosas te piden nota de corte”. Asimismo, anima a que “en los últimos años de carrera se precolegien, porque desde el Colegio se da mucha información, se les ayuda y les orienta”.

En salidas profesionales, Machado reconoce que “lo más normal es que tiren hacia el sector público o buscar algo en asociaciones”, aunque se dan casos de autoempleo en el sector. Asimismo, hay salidas poco habituales, como la existencia de trabajadores sociales en departamentos de Recursos Humanos de empresas como Ikea, lo que abre otro abanico de opciones a los estudiantes de este título.

(Reportaje publicado en el número de junio de 2022 de la revista Foco Sur).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.