Juan de la Cruz Belmonte, delegado de Salud en Almería. Foto de Pedro Parra / Foco Sur

Juan de la Cruz Belmonte: “La idea es que antes de que termine la legislatura tengamos los primeros estudiantes de Medicina en nuestra universidad”

A Juan de la Cruz Belmonte Mena le ha tocado lidiar con la pandemia de coronavirus al año de acceder al cargo de delegado territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Almería. Con las ideas claras sobre cómo hay que actuar para frenar los brotes en nuestra provincia, uno de sus principales objetivos es reforzar la atención primaria en los centros de salud, así como conseguir atraer de vuelta a los profesionales sanitarios que emigraron fuera de Andalucía durante la anterior crisis.

¿Cuál es la situación de la pandemia de Covid-19 en la provincia, dónde es más preocupante la incidencia?

Esto ha sido cíclico. Nos portamos toda la provincia muy bien al inicio de la pandemia, hasta junio, porque estábamos confinados y la gente no salía. Y nosotros no determinábamos los positivos mediante PCR, únicamente a las personas que entraban en los hospitales. Al pasar el primer golpe de la pandemia, tenemos menos presión hospitalaria, bajó el número de contagios y entonces creo que nos relajamos. Fue una época de relajación cuando nos dejaron salir y entró el buen tiempo y parecía que esto había acabado. Pero nosotros sabíamos que no y seguíamos pidiendo responsabilidad. La gente estaba muy cansada y salió como los toros en Sanfermines, corriendo todos mucho. ¿Qué pasó? Que el virus seguía estando ahí y se incrementó el número de contagios. Nosotros lo pasamos muy mal a finales de agosto y principios de septiembre, con una presión hospitalaria muy alta, llegamos hasta 114 personas hospitalizadas en esa época, y tomamos cartas en el asunto, junto a los ayuntamientos, las empresas hortofrutícolas, imanes y asociaciones representativas de otros países. Les estuvimos explicando lo que tienen que hacer y cómo hacerlo y la verdad es que bajamos de forma significativa. Pero esto va por repuntes. Primero lo tuvimos en el Poniente, luego en Almería y ahora llega al Levante. Y la zona del Levante tiene unas características distintas a las del Poniente, la gente se muve más entre los pueblos, que son pequeñitos pero se intercomunican mucho, tenemos Murcia muy cerca y viajamos mucho a esa zona, que también está pasando una época muy complicada, Totana y Lorca están muy cerca. Y hemos importado casos y no nos estamos dando cuenta de que en las reuniones familiares y entre amigos, si uno se lo trae importado de un sitio, nos lo puede transmitir a todos. Y eso es lo que está pasando ahora mismo. La época de las ferias en el Levante es también ahora. Se hace la ‘no feria’, pero en la ‘no feria’ significa que se sigue saliendo con los amigos, aunque no haya fuegos artificiales ni cochecitos.

¿Están previstas medidas más severas para atajar los contagios?

Sí. A día de hoy tenemos un caso importante, Los Gallardos. Vamos a tomar medidas. Nosotros hemos propuesto un cribaje masivo e intentar medidas de limitaciones de horario y afluencia a determinados establecimientos o actos, como velatorios. Esas van a ser medidas obligatorias. Las recomendaciones se las he mandado a muchos pueblos que están en el límite de los 500 casos por cada 100.000 habitantes, y creo que van a hacer un efecto disuasorio importante. En el momento en que se publique en el BOJA es de carácter obligatorio y sancionador, pero vamos a darles un tiempo porque en Epidemiología, en la parte del Levante, sabemos exactamente dónde están los focos de contaminación en cada uno de los pueblos. Así que vamos a dar una o dos semanas a ver si los casos disminuyen. Y si no, las medidas serán mucho más intensas y fuertes.

¿Y un refuerzo de personal sanitario?

Ahora mismo, como comentó el consejero, no hay ningún problema económico para contratar, pero no encontramos profesionales sanitarios. No existen. Si podemos importar profesionales sanitarios, nosotros encantados. No encontramos ni profesionales de Enfermería, que necesitamos muchos, ni médicos. A falta de personal, se les está pagando más a los médicos para que vengan a trabajar por la tarde, de forma voluntaria. Y a ver si podemos traerlos de otras comunidades autónomas para poder compensar este déficit, que por la pandemia y la alta frecuenciación en que nos encontramos ahora por los problemas de la gripe nos podemos ver con tensiones de actuación.

Estas semanas está habiendo movilizaciones del personal sanitario para protestar por la excesiva sobrecarga de trabajo. ¿Cuál es la situación?

Sobrecarga de trabajo… Yo puedo decir que no me he tomado vacaciones desde el año pasado. El personal en la Delegación no ha tomado vacaciones. Es una pandemia, el trabajo es incesante. Ahora mismo tenemos que dar la cara todos. Es una situación tan excepcional que yo entiendo que la carga de trabajo es muy fuerte, pero se está haciendo un esfuerzo importantísimo por parte de la Consejería y de la Junta de Andalucía. Dinero hay, pero es verdad que no encontramos personal. Muchos médicos y profesionales se están dando de baja por cansancio total. Es una situación complicada. Hospitalariamente, gracias a Dios, estamos bastante bien, pero nos tenemos que centrar en la atención primaria, que ahora mismo es la que está soportando la mayor carga de trabajo, porque es por donde accedes al sistema, el primer médico que te está viendo. Un médico de igual importancia que un especialista en cirugía. Para mí son igual de importantes los que están trabando en atención primaria en los consultorios, como los que lo hacen en un hospital de alta resolución fantástico. Llevamos 15 años con falta de personal. Desde 2008 a 2013 hemos perdido muchísimos médicos en Andalucía, porque no se les ha estado pagando bien y se han ido a otras comunidades autónomas. A esos médicos tenemos que recuperarlos. Les estamos ofreciendo un contrato a largo plazo, mucho más dinero. Es difícil porque las otras comunidades autónomas también los necesitan. No es un problema de Andalucía ni de Almería. Pero puedo asegurar que el esfuerzo de la Consejería es máximo, pero necesitamos que vuelvan.

En el caso de la atención primaria, hay quejas de los ciudadanos por la dificultad para pedir cita por teléfono o por la app Salud Responde. ¿Hay manera de solucionarlo?

No voy a esconder que es un problema que nos preocupa mucho. Hay muchas quejas, me llaman pacientes, amigos. La accesibilidad es complicada, pero tenemos que enteder una cosa, que esta accesibilidad a los centros de salud, la doble vía ‘covid’, ‘no-covid’, es lo que recomiendan el Gobierno Central y la Organización Mundial de la Salud. En un problema de pandemia, no se puede volver al sistema anterior, porque si se nos contaminan los centros de salud, los médicos de primaria, cerraríamos el sistema. ¿Tenemos que facilitar el acceso por vía telefónica, la app Salud Responde o por la página web? Indiscutiblemente tenemos que implementar mejores líneas de conexión, y se han incrementado dos call centers importantísimos, para Andalucía oriental en Granada y para Andalucía occidental en Sevilla, con contratación de bastante gente para que atiendan directamente las llamadas a Salud Responde. Vamos a investigar en qué sitios va mal, porque yo creo que es un asunto puntual de ese centro de salud, no creo que sea general. También hay que pedirle a la población que no se centre solo en el número de teléfono del centro de salud correspondiente, hay otros números con los que se puede acceder. El problema existe y hay que poner más, pero hay que recordar que muchos problemas que se pueden solucionar vía telefónica, las recetas, partes de bajas, y el centro de salud no se puede convertir en un centro de tertulia y de contacto.

Hay quienes tienen que ir y ven cómo se forman aglomeraciones cada mañana en las puertas de los centros de salud…

Ahora mismo estamos invirtiendo en la adecuación de los centros de salud de toda la provincia, aproximadamente, 6,2 millones de euros, de aquí al 31 de diciembre, para adecuar las entradas y que las líneas ‘covid’ y ‘no-covid’ se puedan diferenciar y se puedan hacer bien. Le hemos pedido ayuda a algunos ayuntamientos para implementar carpas, para que la gente entre poco a poco a los centros de salud. El año pasado, estabas en una sala de espera, tosiéndote la gente encima. Eso no lo podemos permitir ahora mismo, porque salen 40 personas, que ya tienen una patología, contaminadas. Así que tenemos que crear una línea de posibles Covid infecciosos y una línea de una rotura de un tobillo, un esguince o un dolor en el pecho. Y para eso tenemos que ser más ágiles y que no se apelotone la gente en el centro. Los centros de salud tienen que ser asistenciales.

Lo que parece que sí está funcionando hasta ahora es el protocolo en los centros escolares…

La verdad es que está funcionando muy bien. Hay un equipo de coordinación entre la Delegación de Salud y la de Educación. Ayer había 36 aulas con suspensión temporal de la actividad docente, frente a 7.331 que hay en la provincia. Es un porcentaje muy bajo. Me he dado cuenta de que deberíamos aprender de nuestros niños, son mucho más responsables que nosotros. A mí me han dicho muchas madres y profesores que no se quitan la mascarilla nunca, son realmente estrictos, y por eso los posibles positivos vienen de la familia, de fuera del colegio. Los protocolos de Educación están funcionando bastante bien. Son mejorables, porque todo se puede mejorar, pero está muy bien engrasado con Salud. Hay muy buena coordinador entre el profesor Covid y la enfermera referente Covid de cada uno de los centros sanitarios, hay una comunicación diaria, y diariamente la hay entre el delegado de Educación y yo para que tomemos las medidas necesarias para aislar los casos y que diez o quince días se queden en su casa y se vuelvan a incorporar a la actividad docente, que es lo que interesa, que el niño esté en clase presencial.

Acaba de comenzar la campaña de gripe. ¿Hay recomendación de que se amplíe la vacunación a más gente que los habituales grupos de riesgo?

El año pasado llegamos a la vacunación del 55% de las personas de más de 65 años, y este año queremos llegar al 75%. Hemos comprado 2,5 millones de dosis para toda Andalucía, y el año pasado se pusieron 1,2 millones. Tenemos vacunas suficientes y queremos llegar al mayor número de población. Queremos discernir entre síntomas compatibles con Covid o compatibles con gripe. Y si evitamos que se contaminen de gripe, si lo hacen de coronavirus, el efecto va a ser mucho menos intenso que si están pasando la gripe. A partir del 1 de noviembre puede vacunarse todo el mundo.

Este año entró en funcionamiento el Materno Infantil, aunque no está inaugurado oficialmente. ¿Cómo están siendo sus primeros meses?

Es un paso importantísimo para la provincia de Almería, la infraestructura tan grande que se ha hecho, que ya se ha dotado de personal. Desde el primer momento en que pudimos ponerlo en funcionamiento, lo pusimos. El invierno pasado, la presión hospitalaria por la gripe fue fantástica porque pudimos derivar a mucha gente que estaba en planta a otras plantas y que la gente no se apelmazara como pasaba antes. Cuando yo entré, me enseñaron fotos de gente en camillas por los pasillos, y eso el año pasado desapareció porque teníamos el Materno. Se ha hecho una dotación económica importante para contratar más personal y tenerlo todo cubierto para las necesidades que se puedan tener. Tenemos también una partida de 6,4 millones de euros para la remodelación y ampliación en el Hospital de Poniente del área de Urgencias y el de UCI. Es el hospital que más Urgencias hace en Andalucía y teníamos que ampliar las salas, porque era necesario. También vamos a inaugurar muy pronto el centro de salud de Casa del Mar, que tanta falta le hace al barrio de Pescadería. En Torrecárdenas se está invirtiendo en una nueva nave logística y se están construyendo cuatro quirófanos nuevos. No vamos a parar de invertir, y no solo en Torrecárdenas, en los centros de salud o en el Hospital de la Inmaculada, que se están ampliando la zona de laboratorio y la de Urgencias. Centros de salud en Cuevas del Almanzora, en Campohermoso, en Dalías, donde se va a invertir 140.000 euros en adecuar una segunda planta y duplicar su espacio. Es una inversión muy grande porque es necesaria.

¿Podremos ver pronto en Almería la Facultad de Medicina?

Ese es un anhelo de toda la sociedad almeriense. Almería está preparada,  ya damos cursos de doctorado y de especialista en Medicina, y tenemos la escuela de Enfermería. Nos falta la Facultad,  porque es una forma de atraer médicos. Me han dicho médicos que se van a otras ciudades a trabajar porque pueden estar en la enseñanza. Y muchos profesionales del Hospital Universitario Torrecárdenas me han expresado su voluntad de poder enseñar a los futuros médicos que se quedarán aquí. La idea es que antes de que termine la legislatura podamos tener los primeros estudiantes de Medicina en nuestra universidad. Es bueno para Almería, para la profesión y para la ciudadanía, que va a ganar en número de médicos y en calidad asistencial.

(Entrevista publicada en el número de noviembre de 2020 de la revista Foco Sur y en Almería Información).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .