Proyecto de Pabellón de Ciencias Naturales de la Universidad de Almería

Almería tendrá su Museo de las Ciencias

Almería no solo tiene un rico patrimonio cultural e histórico, también destaca por su variedad de flora, fauna y elementos geológicos. Una amplia selección se conserva en las colecciones científicas de la Universidad de Almería, que gestiona el Centro de Investigación de Colecciones Científicas, CECOUAL. Una pequeña muestra del catálogo que manejan se puede visitar en el CITE V del campus de la UAL. Y en unos meses, el campus contará con un nuevo lugar acorde para poder contemplar las piezas expuestas y aprender sobre ellas: el Pabellón de Historia Natural.

La construcción de este edificio, ya en marcha, surge como evolución natural de un grupo que nació para investigar las piezas de colecciones de ciencias naturales que les donaban particulares o que ellos mismos habían ido haciendo. Estas colecciones han ido creciendo en número y variedad, lo que hacía más que interesante que dispusieran de un edificio propio donde alojarlas y mostrarlas a la comunidad universitaria, a centros educativos y a cualquier visitante interesado en la materia.

El Pabellón de Historia Natural de la UAL tendrá dos plantas, que sumarán 868 metros cuadrados. La planta baja contará con un espacio de exposiciones flexible, que se podrá transformar en hasta tres laboratorios didácticos. Asimismo, en ella se ubicarán el vestíbulo, la sala de control, los aseos, un almacén que funcionará también como taller de especies y el cuarto de limpieza. Y la primera planta albergará los archivos de especies y una sala de consulta.

Un Museo de Ciencias Naturales

Cuando esté levantado y en uso, se convertirá en un referente en la provincia, donde no existen espacios museísticos dedicados a las ciencias naturales, más allá de las cuatro salas donde hasta ahora el CECOUAL viene mostrando parte de sus colecciones. La intención es que sea una versión en tamaño mucho más modesto y centrada principalmente en especies de Almería de un Museo de Ciencias Naturales. “Eso le da un potencial enorme para investigación, que es como nacemos, pero también para trabajar en didáctica, en la enseñanza de las ciencias naturales”, explica Esther Giménez, directora del CECOUAL, que insiste en que la “misión principal del centro es la investigación y la divulgación de las ciencias naturales”.

Para llegar hasta este punto, primero se tuvo que formar el propio Centro de Investigación, lo que sucedió a raíz de la idea de un grupo de profesores de Ciencias Naturales de la UAL, que en conversaciones a lo largo del tiempo iban comentando entre ellos las colecciones científicas que tenían particulares y que era una pena que acabaran, como algunas habían hecho ya, en la basura o vendidas a coleccionistas de fuera. “Eran piezas muy interesantes para la investigación y la divulgación de las ciencias naturales, como recursos de historia natural de la provincia”, señala Esther Giménez.

Así que siguieron adelante con la idea, formaron el grupo de investigación y comenzaron a solicitar la donación de las colecciones que tenían localizadas, además de aportar las que ellos guardaban. “La primera colección, que nosotros ya la teníamos, era el herbario de la Universidad de Almería, que lo llevábamos desde el año 2000”, recuerda Giménez. El centro de investigación se puso en marcha unos años más tarde, en 2015, enfocado a la conservación e investigación de esas colecciones de especies de flora, fauna y geología, según estas iban creciendo en número.

Investigación y divulgación

Como Centro de Investigación, el grupo podía utilizar cuatro salas en el edificio CITE V, “donde hicimos un pequeño museo, una pequeña exposición de los materiales” que iban acumulando. Esos materiales  los comenzaron a utilizar también para hacer divulgación y didáctica. “Se empezaron a hacer talleres y cursos a los que venían niños de colegios e institutos, incluso alumnos de la Universidad de Mayores”, cuenta Giménez. Porque a pesar de su origen y ubicación académicos, las salas están abiertas a cualquiera que quiera visitarlas. “Tenía relativamente bastante éxito, porque en Almería no es que nos sobren este tipo de centros”, asegura la directora del CECOUAL, que añade que “a los centros educativos y a la sociedad en general les ha resultado muy útil, porque les muestras recursos naturales que no se ven tanto”.

Así, poco a poco, el Centro va sumando “más colecciones, hay más investigadores y se hacen muchas más cosas”, cuenta Giménez, que añade que ya tienen “relaciones institucionales con Doñana, el Parque de las Ciencias de Granada, el Jardín Botánico y el Museo de Ciencias Naturales de Madrid, y hacemos trabajos en todas las áreas de las ciencias naturales”. El grupo está formado por 25 investigadores, de los que diez trabajan allí a diario. El herbario, que es la colección más antigua y más grande, tiene 30.000 especies. De geología, cuentan con unas 5.000 piezas. Y de fauna, “es difícil de saber, porque van creciendo a un ritmo exagerado”, asegura la directora del centro, donde, recuerda, “trabajamos con todos, vertebrados, invertebrados, artrópodos, insectos”.

Asimismo, el CECOUAL trabaja en varios proyectos de biodiversidad marina, con convenios con Equinac, el Gobierno central y la Junta de Andalucía, “por el que todos los cetáceo varados van al Centro, donde además de guardarlos se les sacan muestras para investigar”. Las colecciones incluyen también anfibios y reptiles, como por ejemplo “una colección de caparazones de tortuga con 500 ejemplares de todo el mundo”.

Nueva web de patrimonio cultural y natural

El CECOUAL tiene también una colección viva, los jardines botánicos. “Llevamos años haciendo, poco a poco, colecciones botánicas vivas, el jardín de las aves, el jardín de los yesos, el jardín volcánico… Y ahora estamos terminando lo que hemos llamado ‘la botica de la UAL’, porque es de plantas medicinales”, cuenta Giménez. También hay un huerto ecológico y un huerto social. Estos jardines botánicos están dispersos por las ‘calles’ del campus, con carteles informativos y códigos QR que llevan a la nueva página web de Patrimonio Cultural y Natural de la UAL, donde se puede ampliar la información de cada una de las especies que se exhiben en estos jardines, así como una selección de las piezas del CECOUAL.

Esta página web se puso en marcha en el primer cuatrimestre del curso y en ella el CECOUAL se encarga de la parte del patrimonio natural. “La idea es que a la página web subamos una selección de las piezas, porque es imposible poner los 30.000 registros del herbario o los 5.000 de geología”, cuenta la directora del centro, que añade que en la web publican “las piezas que nos parecen más singulares o más bonitas”.

El problema de la actual sede es que las salas que albergan las muestras en exposición son muy pequeñas para el tamaño de las colecciones que custodian, así que “lo que se expone es solo la punta del iceberg, la parte bonita de las colecciones”, reconoce Giménez, pero se quedan fuera “materiales importantísimos porque son especies nuevas o proceden de investigaciones pero que visualmente a lo mejor no son interesantes”. Es el caso, prosigue, de “una colección de muestras microscópicas, aunque científicamente sea muy importante”.

Recursos fundamentales

Así, las colecciones están divididas entre las que se exponen con objetivos divulgativos, donde lo relevante es “hacerlo atractivo para que al público le interese y aprenda”, y las salas de conservación, en el laboratorio. Ahí es donde realmente están las colecciones, “que tienen que tener unas condiciones especiales de temperatura, humedad e iluminación para conservarlas, porque los mayores enemigos de las colecciones que hacen que se deterioren son justamente esos, los hongos por la humedad, los insectos”, explica la directora del CECOUAL.

La relevancia del trabajo de conservación  e investigación, así como la posibilidad de abrir aun más estos conocimientos a la sociedad almeriense, hizo que desde el Rectorado se aceptase la propuesta de levantar el nuevo Pabellón de Historia Natural. Este tendrá, además de una gran sala expositiva para colocar las vitrinas con todos las piezas en exposición, una zona de trabajo y de conservación de las colecciones de fauna. Las de flora seguirán en el CITE V.

“El conocimiento de los recursos naturales y de la biodiversidad es fundamental para abordar los problemas como la crisis ambiental en la que estamos metidos”, asegura Esther Giménez para mostrar la importancia que tienen las colecciones científicas en todo el mundo. “Y en el caso de la crisis sanitaria, también tienen mucho que ver”, añade la directora del CECOUAL, porque “la procedencia de nuevos virus se estudia en los recursos que se encuentran dentro de instituciones como universidades y centros que albergan colecciones científicas”. 

AmBioBlitz: impulsando las ciencias naturales entre los jóvenes

“En el marco de AmBioBlitz, vamos a hacer un proyecto de ciencia ciudadana con los estudiantes de doce centros educativos durante todo el curso”, cuenta a Foco Sur Esther Giménez, directora del Centro de Investigación de Colecciones Científicas, que organiza este evento. Así, hasta que termine el curso, “van a recoger muestras en sus centros educativos y esas muestras van a incrementar el patrimonio científico del Centro de Colecciones Científicas”. Será otra vía por la que el Centro y, por tanto, el futuro Pabellón de Historia Natural, amplíe sus recursos de especies de la provincia.

AmBioBlitz es una maratón de biodiversidad que se celebra en el campus desde 2018. Este año, a causa de la pandemia, su tercera edición ha tenido que celebrarse de forma virtual, con los alumnos en sus respectivos centros. Además, este año AmBioblitz forma parte de ese proyecto de biodiversidad urbana que durará hasta el 4 de junio. Ese día, si nada cambia, los estudiantes compararán los resultados de los talleres que habrán estado realizando durante estos meses.

“Durante el resto del curso se desarrollará este proyecto de ciencia ciudadana en el que nuestros alumnos van a ser investigadores de la biodiversidad urbana”, explicaba la directora del CECOUAL durante la inauguración de este evento, el pasado diciembre. Asimismo, contó que se han realizado varios talleres de inventariado de flora, invertebrados, vertebrados o de insectos.

El vicerrector de Investigación de la UAL, Diego Valera, considera que AmBioBlitz es uno de los eventos más importantes que unen ciencia y sociedad en la provincia de Almería, porque logra una mayor sensibilización ciudadana, especialmente entre los más jóvenes. “Gracias a estos eventos, niños, jóvenes y adultos toman conciencia de la importancia de la biodiversidad”, aseguró en la inauguración.

En este sentido, el vicerrector de Investigación destacaba la información aparecida a finales de año en la prestigiosa revista ‘Science’, que advertía del peligro de perder el 80% o más de las especies en el mundo. “De ahí la importancia del trabajo realizado en CECOUAL para encontrar vías para preservar especies lo mejor posible y cuanto más tiempo mejor”, destacó Valera, que añadió que “debemos hacer la información sobre las especies más accesible mediante la digitalización, también sus recursos genéticos”.

(Reportaje publicado en el número de febrero de 2021 de la revista Foco Sur)

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .